Los problemas de la Educación Secundaria en España

La educación en España es el reflejo de la sociedad. Las aulas son el espejo donde se reflejan todos los problemas sociales, donde las situaciones familiares problemáticas salen a la luz, donde se enciende o apaga el interés de los políticos por el futuro de los jóvenes.

Se pueden enumerar muchos problemas relacionados con la educación secundaria:

La despreocupación de los padres

La gran mayoría de padres de adolescentes, especialmente, ha abandonado todo lo que tiene que ver con la educación de sus hijos. Y se han despreocupado de tal manera que es el centro educativo el que principalmente asume esta función.

La educación de los jóvenes debe ser compartida por padres y profesores. Son los padres, en primer lugar, los que tienen la obligación de educar a sus hijos. Los profesores les ayudarán en esta misión, además de transmitirles unos conocimientos necesarios para su futuro profesional.

Padres y profesores deben hacer de los adolescentes unos buenos ciudadanos, unas buenas personas. Es una tarea compartida. La educación en el ámbito académico recaerá principalmente en el profesorado, así como la educación personal deberá ser asumida primordialmente por los padres.

La indisciplina en las aulas

Lidiar con un grupo numeroso de adolescentes es una tarea harto difícil. Los profesores encuentran en sus aulas todo tipo de conductas. Desde violencia y acoso, hasta insultos y desprecio. Si unos padres no educan correctamente a su hijo, si se despreocupan de moldear su caracter, los profesores sufren en sus clases la mala educación de estos adolescentes abandonados en casa.

La adolescencia es la etapa vital más decisiva para una persona. Lo que le acontezca durante estos años será la seña de identidad de cara a su futuro. Por eso, los padres deben preocuparse de sus hijos adolescentes; saber qué compañias frecuentan; interesarse por su grupo de amigos; consultar a los profesores sobre su comportamiento en el aula.

La enseñanza pública y privada

La enseñanza privada, al igual que ocurre con la enseñanza concertada en muchos casos, parece tener derecho de admisión de alumnos. Es la enseñanza pública la que sufre más la conductas violentas de los adolescentes. Es en las aulas de la enseñanza pública donde se dan más casos de acoso escolar. Porque la enseñanza pública acoge todo tipo de alumnado.

Aquellos centros educativos que reciben dinero público deberían acoger también estudiantes inmigrantes, por ejemplo, con más problemas para integrarse en la senda educativa.

Los centros concertados deberían matricular a los alumnos de los barrios periféricos de las grandes ciudades. No sólo los centros públicos deberían ser su destino. Si no cambia esta situación, algunos centros públicos podrán contar con los dedos de la mano los alumnos interesados en seguir las enseñanzas de un profesor.

Falta de interés de los adolescentes

Si el alumno puede pasar de curso con todas las asignaturas suspensas, ¿para qué va a esforzarse en estudiar? El sistema educativo de la E.S.O permite esta paradoja. No hay que olvidar que lo que para una persona adulta sería normal para un adolescente puede no serlo. Un adulto puede pensar que en el esfuerzo está el aprendizaje y un futuro mejor. Un adolescente sólo piensa en su grupo de amigos, en el fin de semana.

Esta falta de interés propia de gran mayoría de los adolescentes lleva consigo una falta de hábito en el trabajo. Y esto lleva consigo una considerable disminución de la calidad en su enseñanza y aprendizaje.

Falta de acuerdo de los políticos

Desde el comienzo de la democracia, después de una oscura etapa franquista, en España ha habido varias leyes de educación. Casi cada gobierno nuevo ha lanzado una serie de reformas, que el gobierno siguiente se ha encargado de obstaculizar. Sólo un consenso político puede llevar a una ley válida para todos. En especial, para todos los alumnos, padres y profesores.

Los políticos no deben olvidar que la enseñanza nunca será un gasto, sino una inversión.

educación adolescencia profesores secundaria educar en valores ecología

Añadir un comentario

Estás utilizando un programa tipo AdBlock que bloquea el servicio de "captchas" publicitarios empleado en esta web. Para poder enviar tu mensaje, desactiva AdBlock.