educar en valores

Basura en el mar

BASURA EN EL MAR

 

La vida marina está en peligro por las toneladas de basura y residuos que se acumulan en los fondos y en las orillas de los mares.

Como ejemplo de la magnitud del problema se puede citar al cachalote que apareció muerto a finales de Febrero en Cabo de Palos. En su estómago se encontraron 29 kilos de sacos de rafia, trozos de redes, bolsas de plástico y un bidón. El consumismo está destruyendo los océanos y los mares. El plástico, las botellas de bebidas, los vasos y colillas forman parten del paisaje de las playas. El botellón de los jóvenes playeros es una diversión, pero también un destrozo. Aunque pasen los camiones de la basura, parte del material plástico se cuela en las aguas por acción del viento, los desagües, las grandes riadas o los cauces de los ríos.

Suciedad mar 600x400

En  España, según programa de la ONU para el Medio Ambiente en el Mediterráneo, se arrojan al día 125 toneladas de basura al mar. Solo en Turquía son más contaminantes. El  Mare Nostrum es la sexta gran zona de acumulación de plásticos del planeta, seguramente porque es un sistema marino casi cerrado. Los objetos plásticos flotantes representan el uno por ciento del total acumulado en los fondos y que las algas y peces absorberán. Durante el verano, el problema se acrecienta con la llegada masiva de turistas inconscientes.

Muchas especies marinas, como cetáceos, gaviotas y otras aves marinas, tortugas,  peces y el plancton,  incluyen los plásticos en su ingesta de comida diaria.  De esta forma, tienen problemas en sus aparatos digestivos,  como le ocurrió al cachalote encontrado en el cabo murciano, daños en su reproducción y crecimiento. Las ballenas, tiburones y otros cetáceos lo tienen peor: cada vez que abren la boca tragan miles de litros de agua y lo que esta contenga. Las aletas de las tortugas se enganchan con los trozos de red o los plásticos, lo que les provoca inflamaciones y pérdida de las aletas. Las partículas de plástico que alcanzan al plancton pueden llegar a la cadena alimentaria, pues los peces se alimentan del mismo. Los compuestos tóxicos del plástico son ingeridos por doradas, pez limón, atún, pez espada…y se quedan en su organismo.  El aumento de problemas neurológicos, enfermedades del cáncer, problemas de fertilidad están relacionadas con los efectos en el hombre.

Al turismo hay que cuidarlo,  pero hay que exigirle respeto por nuestras playas, costas y mares.

 

Día mundial del agua: 22 de Marzo

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

 

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce. El 22 de marzo es una oportunidad de aprender más sobre temas relacionados con el agua, sirve de inspiración para compartir los problemas relacionados con el agua y tomar medidas para cambiar la situación. El Día se remonta a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992 en la que se propuso declarar una fecha dedicada a este asunto.

Estas son algunas de las reflexiones de la ONU sobre EL AGUA, EL CAMBIO CLIMÁTICO Y DESASTRES (Marzo de 2010):

 

- El agua es el principal medio a través del cual el cambio climático influye en el ecosistema de la tierra y de esta forma en los medios de vida y el bienestar de la gente. Los efectos del cambio climático relacionados con el agua ya se están haciendo sentir en forma de sequías e inundaciones más severas y frecuentes.

- Se prevé que las mayores temperaturas y los cambios extremos afecten la disponibilidad y la distribución de las precipitaciones, la fusión de las nieves, el curso de lo ríos y el agua subterránea y deterioren aún más la calidad del agua. Es probable que los pobres, que son los más vulnerables, sean los más afectados adversamente.

- El sentido de urgencia para la adaptación al cambio climático y el reconocimiento de la función fundamental del agua aún no han penetrado en el mundo político y a menudo no se reflejan en los planes nacionales o en las carteras internacionales de inversión donde las medidas de adaptación están subrepresentadas en la ordenación de los recursos hídricos. En consecuencia, son necesarios importantes cambios en los ámbitos de la inversión y las políticas.

- El cambio climático es un problema complejo que ha generado una mayor conciencia sobre la necesidad de una respuesta de colaboración integrada, multisectorial y multidisciplinaria. Además del ámbito normal del agua, los encargados de adoptar decisiones en otras esferas (finanzas, comercio, energía, vivienda, planificación regional, agricultura, etc.) deben utilizar el agua de manera eficiente. La ordenación y el aprovechamiento sostenibles del agua desempeñarán un papel fundamental en la preparación de las sociedades para adaptarse al cambio climático con el fin de aumentar la capacidad de adaptación y alcanzar los objetivos de desarrollo. Requiere cambios normativos, inversiones y cambios en la manera en que se abordan las cuestiones relativas al agua en las estrategias de desarrollo y los presupuestos.

- Desde el punto de vista de la oferta, el cambio climático afecta directamente el ciclo hídrico y, a través de este, la cantidad y la calidad de los recursos hídricos disponibles para satisfacer las necesidades de las sociedades y el ecosistema. Puede dar lugar a precipitaciones de mayor intensidad que ocasionen mayores escorrentías máximas pero una menor recarga de las aguas subterráneas. El retroceso de los glaciares, el derretimiento del permafrost y los cambios en las precipitaciones de nieve a lluvia pueden afectar los caudales estacionales. Es probable que los períodos sin lluvias más prolongados reduzcan la recarga de las aguas subterráneas, disminuyan los cauces mínimos en los ríos y afecten la disponibilidad del agua, la agricultura de riego, el abastecimiento de agua potable, la producción fabril y de energía, el enfriamiento de las centrales térmicas y la navegación. La mayor intensidad de las lluvias, el derretimiento de los glaciares y la deforestación a gran escala están aumentando la erosión del suelo y privando de nutrientes a las capas superficiales del suelo. Los cambios en el funcionamiento adecuado de los ecosistemas acentuarán la pérdida de biodiversidad y dañarán los servicios proporcionados por los ecosistemas.

- El aumento de los niveles del mar tendrá un grave efecto sobre los acuíferos costeros, que constituyen una importante fuente de abastecimiento de agua para muchas ciudades y otros usuarios2 . Tendrá severos efectos en la producción de alimentos en las principales regiones de delta, que en muchos países son las principales zonas productoras de alimentos. Esto también tendrá un profundo efecto en los ecosistemas costeros, incluida la pérdida de productividad de los estuarios, los cambios en las islas litorales, la pérdida de humedales y la mayor vulnerabilidad a la erosión costera y las inundaciones.

20150701 205919

- Los acontecimientos meteorológicos extremos se han vuelto más frecuentes e intensos en muchas regiones, lo que ha dado lugar a un aumento en la magnitud de los riesgos relacionados con el agua. Al mismo tiempo, los cambios demográficos están exponiendo a más gente a mayores riesgos de inundación, ciclones y sequías. Las repercusiones de las grandes inundaciones recientes, que han ocasionado muchas muertes y tenido un costo de miles de millones de dólares en concepto de daños, son una indicación de lo que podría ocurrir a consecuencia de una mayor variabilidad climática en el futuro. Por otra parte, las sequías más intensas de la última década, que afectaron a un número creciente de personas, han sido vinculadas al aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones. En su cuarto informe de evaluación, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático llegó a la conclusión, con un alto grado de fiabilidad (90% de probabilidad), de que aumentará la extensión de las zonas afectadas por la sequía.

- Varios sistemas agrícolas densamente poblados de los países en desarrollo están en peligro a consecuencia de los efectos del cambio climático. Se prevén severas reducciones de las escorrentías fluviales y de la recarga de los acuíferos en la cuenca del Mediterráneo y en las zonas semiáridas de África meridional, Australia y el continente americano, que afectarán la disponibilidad de agua en regiones que ya están sometidas a presiones. Las extensas zonas contiguas de tierras de regadío asociadas con los deltas fluviales están en peligro a consecuencia de una combinación de reducción de los flujos, cambio en los ciclos anuales de inundaciones, y aumento de la salinidad y del nivel del mar. En los sistemas de regadío que dependen de glaciares de montañas elevadas para obtener agua, los períodos de alta escorrentía avanzarán hasta principios de la primavera, cuando la demanda de agua para riego todavía es baja. Además, el aumento de las temperaturas incrementará la demanda de agua para los cultivos. Todavía resta mucho por hacer para enfrentar la escasez de agua con una gestión integrada de la demanda y la oferta, incluido el aumento de la infraestructura de almacenamiento de agua (agua superficial y agua subterránea), el aprovechamiento de las cuencas hidrográficas, la recolección de agua de lluvia, la conservación del agua y una serie de iniciativas comunitarias, con una mucho mejor integración de la ordenación de las tierras y el agua

- El cambio climático influirá en la salud humana mediante efectos de diversa índole relacionados con el agua. Los cambios en la composición de los ecosistemas acuáticos afectarán la situación nutricional y la exposición a riesgos sanitarios y el acceso a los servicios de salud para las comunidades cuyo sustento está vinculado a esos ecosistemas. En particular, la aparición de invasores oportunistas, como las cianobacterias en los lagos y embalses, planteará nuevos problemas para las empresas de servicios de agua potable. Se ha producido un resurgimiento de las enfermedades ocasionadas por vectores acuáticos en zonas donde históricamente los programas de erradicación habían tenido éxito, y han surgido nuevas enfermedades transmitidas por vectores en zonas donde previamente eran desconocidas (por ejemplo, la transmisión del virus chikungunya en Italia y la propagación constante del dengue). Si bien es difícil identificar los diferentes factores que impulsan los cambios, no puede excluirse el papel que desempeña el cambio climático. La reducción de la nutrición y del acceso al agua potable para el consumo humano y la higiene personal puede poner en peligro la salud humana básica y, en particular, afectar la carga sanitaria ocasionada por las enfermedades diarreicas. La desnutrición causada por la escasez de agua y la no disponibilidad de agua potable durante las inundaciones debidas a lluvias extremas pueden ocasionar brotes de enfermedades relacionadas con el agua. Es posible que se generen nuevos criaderos de mosquitos y de otros insectos que transmiten enfermedades. Los recursos de aguas subterráneas también pueden necesitar mejor protección contra la contaminación ocasionada por las precipitaciones extremas y las inundaciones.

 

EL CAMINO DE SANTIAGO (III) Por Tierras de La Rioja

EL CAMINO DE SANTIAGO (III):

POR TIERRAS DE LA RIOJA

 

Los peregrinos llegan a La Rioja desde Navarra atravesando el puente sobre el Ebro, dejando el monte Cantabria a su izquierda. Desde su cima, que conserva un yacimiento romano y un restos de un núcleo visigodo, puede contemplarse el embalse de Salobre y la capital riojana, Logroño. Una sensación de serenidad invadirá al caminante al divisar estos parajes. En La Rioja se juntan los peregrinos que hacen la ruta del camino francés con los que hacen el itinerario del valle del Ebro, desde el Levante hasta Calahorra. Desde aquí hacen juntos el camino de Santiago.

Clavijo es la siguiente parada. Aquí tuvo lugar una batalla inolvidable para los cristianos a mediados del siglo IX. Otro punto riojano del Camino es la villa de Navarrete, lugar de leyendas como la del gigante Ferragut. Nájera, rica en iglesias y leyendas, acogerá al peregrino con la amabilidad de todos los riojanos.

Los monasterios de San Millán de la Cogolla, Suso, Yuso, Santa María del Salvador de Cañas y Valvanera, no quedan lejos de la ruta jacobea. Es una buena decisión acercarse a alguno de ellos y adquirir los licores que los monjes preparan a base de plantas aromáticas recogidas en las montañas vecinas.

Santo Domingo de la Calzada, la Compostela riojana, fundada por el santo después de talar un bosque denso y construir el camino que enlaza con otras poblaciones. La leyenda de la gallina que cantó después de asada perseguirá al caminante en su viaje. Pero lo que aquí nos interesa no son las leyendas sino el entorno natural que podamos encontrar. Los kilómetros que el Camino de Santiago que transcurren por tierras riojanas son los más singulares en el aspecto ecológico: cumbres nevadas, valles frondosos, llanuras sembradas de viñedos, tranquilidad de pueblos milenarios acogedores, torres de las iglesias inundadas de nidos de cigüeñas, paz y sosiego en el silencio de monasterios emblemáticos.

Si el caminante cruza estos parajes en la época de la vendimia, puede contemplar las tareas enológicas que no han evolucionado, que mantienen sus orígenes ancestrales...Y probar el excelente resultados de los vinos laureados en todo el planeta.

 

Continuará…(por tierras castellanas)

Bjkr2zrceaadz o

Alerta medioambiental

 

Alerta medioambiental

"Advertencia de los científicos del mundo a la Humanidad: Un segundo aviso" es el título del artículo que firman este lunes en la revista BioSience, en el que hablan de las "señales obvias de que vamos por una camino insostenible", aunque también ofrecen acciones para intentar revertir las actuales tendencias.

Un grupo de 15.000 científicos de 184 países han alertado, por segunda vez en 25 años, sobre las negativas tendencias para el medio ambiente que amenazan “seriamente” el bienestar humano y causan daños “sustanciales” e “irreversibles” a la Tierra.

En los últimos 25 años las tendencias en nueve temas medioambientales “sugieren que la Humanidad sigue arriesgando su futuro” y el medio ambiente, aunque hay algunas excepciones como la estabilización de la capa de ozono.

El bienestar humano se verá “seriamente amenazado” por tendencias negativas en algunos tipos de daños ambientales, como el cambio climático, la deforestación, la falta de acceso agua dulce, la extinción de las especies y el crecimiento de la población humana, escriben los expertos.

Sin embargo, “la Humanidad no está tomando las medidas urgentes necesarias para proteger nuestra biosfera en peligro”, según los firmantes del artículo, pues “la abrumadora mayoría” de las amenazas que ya se habían descrito persisten y, “de manera alarmante, la mayoría están empeorando”.

Por ello los científicos sugieren trece áreas en las que actuar para revertir esas tendencias negativas y sugieren que puede ser necesaria una corriente de presión pública para convencer a los líderes políticos para que adopten las medidas correctivas apropiadas.

Crear más reservas terrestres y marinas; fortalecer la aplicación de las leyes contra la caza furtiva y las restricciones al comercio de especies silvestres; ampliar los programas de planificación familiar y de educación para las mujeres; promover un cambio de dieta basada en las plantas y la adopción “generalizada” de energías renovables y tecnologías “verdes” son algunas de sus propuestas.

Esta es la segunda advertencia sobre los peligros del futuro pues todas las tendencias han empeorado desde 1992, cuando más de 1.700 científicos, entre ellos todos los premios nobel, firmaron Advertencia de los científicos del mundo a la Humanidad, publicada por la Unión de Científicos Preocupados.

La nueva advertencia ha sido escrita por un equipo internacional liderado por el profesor William Ripple de la estadounidense Universidad de Oregón, usando datos de agencias gubernamentales, organizaciones sin ánimo de lucro e investigadores individuales para advertir sobre los “daños sustanciales e irreversibles” a la Tierra.

Algunas personas, “podrían tener la tentación de ignorar estas evidencias y pensar que estamos siendo alarmistas”, indicó Ripple, pero “los científicos saben interpretar datos y mirar a las consecuencias a largo plazo. Los que han firmado esta segunda advertencia no están solo lanzando una falsa alarma”.

 

El drama de los refugiados

EL DRAMA DE LOS REFUGIADOS

 

Las nuevas generaciones asisten impasibles a la tragedia de los refugiados, que escapan de sus orígenes para buscar un lugar en el que solo les dejen sobrevivir. Es una situación dramática, pero no es nueva. Quizás nos hemos acostumbrado y lo observamos como algo lejano, algo que no se puede cambiar,  algo con lo que tengamos que convivir sin protestar.

 

En España, desgraciadamente, durante la guerra del 36 y después, cientos de miles de refugiados escaparon a Francia, México, la antigua Unión Soviética, Sudamérica y tantos otros países que los acogieron. Uno de los protagonistas de “Diarios de la reina del océano”,  Antonio Padilla, extremeño, es uno de ellos. Huyó a Portugal cuando las columnas franquistas de Yagüe arrasaron Badajoz en Agosto de 1936.

Quiero reflexionar sobre el drama de los refugiados para dejar constancia de mi compromiso con ellos. Los posibles beneficios de la venta del libro “Diarios de la reina del océano” irán destinados a CEAR, Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Lo hago en el momento que todos los medios de comunicación se han referido a la muerte del niño Aylan Kurdi, ahogado hace dos años en un playa de Turquía.

Not 830467 08 102901

Fue necesaria la foto del niño, boca abajo, con la cabeza apoyada en la arena, para que todo el mundo se diera cuenta de la tragedia de millones de seres: ancianos, bebés, madres, niños…

 

Poco se ha hecho desde entonces por parte de los gobiernos de Europa.  Si acaso, poner trabas para acoger a los refugiados. Desde la muerte del pequeño Aylan se han ahogado en el Mediterráneo casi nueve mil personas. El día 2 de Septiembre de 2015, cerca de los complejos turísticos que acogían a los ricos de Europa, el niño sirio moría ahogado en la playa de Akaylar en la península de Bodrum. Su padre, el barbero Abdula Kurdi, después de haber sido rechazado dos veces y haber perdido su dinero a manos de las mafias de Estambul, se arriesgó en un último intento por cruzar a la orilla de las oportunidades. Junto a un grupo de 17 sirios, en dos embarcaciones inflables, casi de juguete, se embarcaron a mar abierto. El agua entró por los botes. Se hundieron en la oscuridad. El padre intentó salvar a su hijo Aylan en vano. Al amanecer vieron el cuerpo en la misma playa de la que salieron. Hoy el problema de los que huyen es peor que entonces.

 

La crisis de los refugiados se ha gestionado con egoísmo. Se han cerrado más puertas de las que se han abierto para estos pobres desgraciados. Los acuerdos han sido un auténtico fracaso. Los gobernantes no se ponen en el lugar de los refugiados, gente que se enfrenta a lo desconocido, a un idioma diferente, al hambre, al frío.

 

Para conocer más se puede consultar la web de CEAR: https://www.cear.es/