educar en valores

Alerta medioambiental

 

Alerta medioambiental

"Advertencia de los científicos del mundo a la Humanidad: Un segundo aviso" es el título del artículo que firman este lunes en la revista BioSience, en el que hablan de las "señales obvias de que vamos por una camino insostenible", aunque también ofrecen acciones para intentar revertir las actuales tendencias.

Un grupo de 15.000 científicos de 184 países han alertado, por segunda vez en 25 años, sobre las negativas tendencias para el medio ambiente que amenazan “seriamente” el bienestar humano y causan daños “sustanciales” e “irreversibles” a la Tierra.

En los últimos 25 años las tendencias en nueve temas medioambientales “sugieren que la Humanidad sigue arriesgando su futuro” y el medio ambiente, aunque hay algunas excepciones como la estabilización de la capa de ozono.

El bienestar humano se verá “seriamente amenazado” por tendencias negativas en algunos tipos de daños ambientales, como el cambio climático, la deforestación, la falta de acceso agua dulce, la extinción de las especies y el crecimiento de la población humana, escriben los expertos.

Sin embargo, “la Humanidad no está tomando las medidas urgentes necesarias para proteger nuestra biosfera en peligro”, según los firmantes del artículo, pues “la abrumadora mayoría” de las amenazas que ya se habían descrito persisten y, “de manera alarmante, la mayoría están empeorando”.

Por ello los científicos sugieren trece áreas en las que actuar para revertir esas tendencias negativas y sugieren que puede ser necesaria una corriente de presión pública para convencer a los líderes políticos para que adopten las medidas correctivas apropiadas.

Crear más reservas terrestres y marinas; fortalecer la aplicación de las leyes contra la caza furtiva y las restricciones al comercio de especies silvestres; ampliar los programas de planificación familiar y de educación para las mujeres; promover un cambio de dieta basada en las plantas y la adopción “generalizada” de energías renovables y tecnologías “verdes” son algunas de sus propuestas.

Esta es la segunda advertencia sobre los peligros del futuro pues todas las tendencias han empeorado desde 1992, cuando más de 1.700 científicos, entre ellos todos los premios nobel, firmaron Advertencia de los científicos del mundo a la Humanidad, publicada por la Unión de Científicos Preocupados.

La nueva advertencia ha sido escrita por un equipo internacional liderado por el profesor William Ripple de la estadounidense Universidad de Oregón, usando datos de agencias gubernamentales, organizaciones sin ánimo de lucro e investigadores individuales para advertir sobre los “daños sustanciales e irreversibles” a la Tierra.

Algunas personas, “podrían tener la tentación de ignorar estas evidencias y pensar que estamos siendo alarmistas”, indicó Ripple, pero “los científicos saben interpretar datos y mirar a las consecuencias a largo plazo. Los que han firmado esta segunda advertencia no están solo lanzando una falsa alarma”.

 

El drama de los refugiados

EL DRAMA DE LOS REFUGIADOS

 

Las nuevas generaciones asisten impasibles a la tragedia de los refugiados, que escapan de sus orígenes para buscar un lugar en el que solo les dejen sobrevivir. Es una situación dramática, pero no es nueva. Quizás nos hemos acostumbrado y lo observamos como algo lejano, algo que no se puede cambiar,  algo con lo que tengamos que convivir sin protestar.

 

En España, desgraciadamente, durante la guerra del 36 y después, cientos de miles de refugiados escaparon a Francia, México, la antigua Unión Soviética, Sudamérica y tantos otros países que los acogieron. Uno de los protagonistas de “Diarios de la reina del océano”,  Antonio Padilla, extremeño, es uno de ellos. Huyó a Portugal cuando las columnas franquistas de Yagüe arrasaron Badajoz en Agosto de 1936.

Quiero reflexionar sobre el drama de los refugiados para dejar constancia de mi compromiso con ellos. Los posibles beneficios de la venta del libro “Diarios de la reina del océano” irán destinados a CEAR, Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Lo hago en el momento que todos los medios de comunicación se han referido a la muerte del niño Aylan Kurdi, ahogado hace dos años en un playa de Turquía.

Not 830467 08 102901

Fue necesaria la foto del niño, boca abajo, con la cabeza apoyada en la arena, para que todo el mundo se diera cuenta de la tragedia de millones de seres: ancianos, bebés, madres, niños…

 

Poco se ha hecho desde entonces por parte de los gobiernos de Europa.  Si acaso, poner trabas para acoger a los refugiados. Desde la muerte del pequeño Aylan se han ahogado en el Mediterráneo casi nueve mil personas. El día 2 de Septiembre de 2015, cerca de los complejos turísticos que acogían a los ricos de Europa, el niño sirio moría ahogado en la playa de Akaylar en la península de Bodrum. Su padre, el barbero Abdula Kurdi, después de haber sido rechazado dos veces y haber perdido su dinero a manos de las mafias de Estambul, se arriesgó en un último intento por cruzar a la orilla de las oportunidades. Junto a un grupo de 17 sirios, en dos embarcaciones inflables, casi de juguete, se embarcaron a mar abierto. El agua entró por los botes. Se hundieron en la oscuridad. El padre intentó salvar a su hijo Aylan en vano. Al amanecer vieron el cuerpo en la misma playa de la que salieron. Hoy el problema de los que huyen es peor que entonces.

 

La crisis de los refugiados se ha gestionado con egoísmo. Se han cerrado más puertas de las que se han abierto para estos pobres desgraciados. Los acuerdos han sido un auténtico fracaso. Los gobernantes no se ponen en el lugar de los refugiados, gente que se enfrenta a lo desconocido, a un idioma diferente, al hambre, al frío.

 

Para conocer más se puede consultar la web de CEAR: https://www.cear.es/

Día de los océanos

Día de los océanos

Desde 1992, a propuesta de la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, se celebra el dia de los océanos para concienciar sobre el papel crucial que suponen los océanos en la vida humana y para ayudar a protegerlos. 

Los océanos ayudan a regular el clima, proporcionan oxígeno y alimentos. Son el pulmón del planeta y aportan medicinas, que las nuevas investigaciones están utilizando para desarrollar medicamentos útiles a la humanidad. Son una gran fuente de proteínas para las gentes que viven a sus orillas. Son el hábitat de muchas especies marinas, algunas exóticas. Pero el cambio climático está teniendo una repercusión negativa en su conservación. Los plásticos arrojados a las aguas suponen un deterioro enorme, porque este material se degrada lentamente y contamina los océanos durante décadas, poniendo en peligro la vida de animales y zooplacton. De rebote, nos contamina a los humanos, que consumimos pescado contaminado.

157

Los datos nos sitúan ante la importancia de los océanos para la vida en la Tierra:

- tres cuartas partes del planeta son el agua de los océanos

- conociendo que solo el diez por ciento de la vida de los océanos ha sido explorada, las posibilidades son enormes

- la cuarta parte del CO2 de la atmósfera es absorvida por las aguas

- hay casi dos millones de especies marinas sin descubrir

- la mitad de la poblacion del planeta vive de sus aguas

Pero solo el uno por ciento de las aguas está protegido. La sobrepesca es otro de los grandes problemas.

Inculcar a nuestros jóvenes el respeto a los océanos y los mares es tarea de padres, profesores y gobernantes.

 

 

Por los espacios naturales de Soria (2ª parte)

Espacios naturales de Soria (2ª parte)

 

El acebal de mayor extensión de la Europa del Sur se encuentra en Soria, en Garagüeta. Ocupa casi 180 hectáreas y se adentra por los pueblos sorianos de Torrearévalo, Gallinero y Arévalo de la Sierra. Los acebos, que conviven con hayas, robles y otros árboles, tienen una altura excepcional. En el acebal conviven cuervos, zorzales, urracas, corzos...Los frutos rojos del acebo son su alimento.

El Cañón del Río Lobos es otro de los lugares imprescindibles para el visitante que busca naturaleza pura en Soria. Es una garganta esculpida por paredes de más de cien metros, que forman un ecosistema bienaventurado. Fue el primer lugar declarado Parque Nacional, en 1985, de la comunidad castellano leonesa. En él confluyen la flora y la fauna mediterránea y del Norte. El subsuelo está inundado de acuíferos con bellas estalactitas y estalagmitas. Para los amantes del buceo es uno de los lugares más atractivos en Europa. A la entrada del parque, el Castillo de Ucero, morada de monjes guerreros, recibe a los visitantes. La ermita de San Bartolomé, con sus símbolos numéricos y esotéricos, destaca en este enclave prodigioso. Es también el refugio de la mayor colonia de buitres leonados de la provincia. El  águila real, los halcones peregrinos, los azores, el búho real, el mochuelo, son algunos de sus habitantes.

Acebal

En el sureste de Soria, en las extensas llanuras rojizas del municipio de Arcos de Jalón, se extiende un lugar llamado Cerro Pelado. Es la primera Reserva Paleontológica Nacional, declarada en 1992. Aquí se han descubierto fósiles de micromamíferos del Terciario, como équidos, gacelas y roedores que vivieron por estos parajes hace cuatro millones de años.

 

Por los espacios naturales de Soria (1ª parte)

Por los espacios naturales de Soria

(1ª parte)

 

Los lobos, gatos monteses, los buitres leonados, las águilas reales, los halcones, los gavilanes y garzas reales habitan la Sierra de Urbión.  Desde la cima, donde nace el río Duero, se observa la extensa masa boscosa de Soria, compuesta de pinos albares, hayedos, rebollares, quejigares, abedulares, acebales...además de la inmensa superficie de pino negro, en Vinuesa. Es la Tierra de Alvargonzález del poeta Machado, una tierra de leyenda definida en su Laguna Negra, hermosa pero oscura, inquietante, rodeada de sombras, de una belleza agreste inigualable.

Desde Vinuesa es posible acercarse hasta otras de la lagunas que por allí merodean: la Helada, la Larga, la del Urbión. Al Pico de Urbión puede subirse desde Covaleda o Duruelo de la Sierra. El Duero tiene en el pico su inicio, un hilo de agua que se precipita ladera abajo para atravesar la península y llegar a Oporto.

La Sierra moldea lugares encantados como Castroviejo. Más allá puede verse la Sierra de Cebollera en el Valle, donde habitan los ciervos y se puede escuchar su berrea a principios del otoño. Todo invita al senderismo.

Sierra

Desde el pueblo de Muriel de la Fuente se puede coger la senda que lleva a la Fuentona, el nacimiento del río Abión. Es un Ojo de Mar, un manantial que circula bajo tierra y que ve la luz en una enigmática poza que se convierte en río. Las aguas de la Fuentona son gélidas, transparentes y en los días claros se inundan de luces refractadas. Su profundidad llega a  los cincuenta metros. Una cascada suma sus sonidos a de las alondras y los buitres leonados que habitan estos lugares.

Muy cerca de aquí podemos recorrer el Sabinar de Calatañazor, con árboles centenarios. Este bosque alberga masas de sabinas albares de gran altura, llegando a los catorce metro y cinco de perímetro. Es el sabinar más extenso y mejor conservado de la península. Es una reliquia del Terciario. Las bayas de las sabinas alimentan en los meses más fríos a cuervos, urracas y zorzales.

Soria es mucho más que Machado y el románico.