Chico Mendes: Héroe de la lucha ecológica

CHICO MENDES: HÉROE DE LA LUCHA ECOLÓGICA

Chico Mendes, luchador en defensa de la Amazonia e impulsor de la Alianza de los Pueblos de la Selva, fue asesinado en una pequeña ciudad de la Amazonia brasileña el día 22 de diciembre de 1988, en defensa de la naturaleza.

Había nacido en el año 1944 en el estado brasileño de Acre. Hasta los 24 años no aprendió a leer porque desde muy pequeño trabajó para ayudar a la familia. Su oposición a la deforestación de su zona amazónica en Acre y su defensa de los indios nativos, de los recolectores del caucho y de los habitantes de la rivera del río Amazonas, le dio una gran fama internacional.

Los asesinos materiales fueron un terrateniente y uno de sus hijos, que fueron juzgados y condenados. Lo asesinaron a sangre fría con una escopeta en la puerta de su casa. Los asesinos eran latifundistas con una larga lista de asesinatos en su haber. Este asesinato habría quedado impune, como los más de 1000 crímenes de dirigentes sindicales, militantes de izquierda, sacerdotes de la teología de liberación e indígenas, de no haber sido por la repercusión que tuvo dentro y fuera de Brasil.

Tras la muerte de Mendes los asesinatos se han seguido produciendo, aunque en menos escala. Por ejemplo, el día 26 de marzo de 1998 fueron asesinados dos líderes del Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra, en el estado de Pará, donde la lucha por la tierra es más violenta. Los conflictos por la tierra y la destrucción del bosque amazónico son dos problemas que han llevado a enormes enfrentamientos entre latifundistas, por una parte, y ecologistas y sindicalistas por otra.

Amazonas serengueiros20

Las acciones más espectaculares de Chico Mendes y otros luchadores se conocen como “empates”, acciones no violentas para impedir la tala de un “seringal”, área de selva explotada sosteniblemente por los recolectores de caucho. Entre 1976, cuando se organizó el primer “empate”, y 1988, fecha de la muerte de Mendes, se organizaron 45 “empates”, con un saldo de varios muertos, decenas de torturados, y centenas de detenidos; pero estas acciones impidieron la deforestación de millones de hectáreas de selva.

Pocos días antes de morir, Chico Mendes declaró: “Si descendiese un enviado de los cielos y me garantizase que mi muerte facilitaría nuestra lucha, hasta valdría la pena. Pero la experiencia me enseña lo contrario. Las manifestaciones o los entierros no salvarán la Amazonia. Quiero vivir.”  

 

catástrofes ecológicas secundaria medio ambiente ecología educación educar en valores

Comentarios (1)

José Maqueda
  • 1. José Maqueda | 17/02/2017

Enhorabuena por este reconocimiento a Chico Mendes. Digo tu blog y lo recomiendo. Gracias.

Añadir un comentario

Estás utilizando un programa tipo AdBlock que bloquea el servicio de "captchas" publicitarios empleado en esta web. Para poder enviar tu mensaje, desactiva AdBlock.