Basura en el mar

BASURA EN EL MAR

 

La vida marina está en peligro por las toneladas de basura y residuos que se acumulan en los fondos y en las orillas de los mares.

Como ejemplo de la magnitud del problema se puede citar al cachalote que apareció muerto a finales de Febrero en Cabo de Palos. En su estómago se encontraron 29 kilos de sacos de rafia, trozos de redes, bolsas de plástico y un bidón. El consumismo está destruyendo los océanos y los mares. El plástico, las botellas de bebidas, los vasos y colillas forman parten del paisaje de las playas. El botellón de los jóvenes playeros es una diversión, pero también un destrozo. Aunque pasen los camiones de la basura, parte del material plástico se cuela en las aguas por acción del viento, los desagües, las grandes riadas o los cauces de los ríos.

Suciedad mar 600x400

En  España, según programa de la ONU para el Medio Ambiente en el Mediterráneo, se arrojan al día 125 toneladas de basura al mar. Solo en Turquía son más contaminantes. El  Mare Nostrum es la sexta gran zona de acumulación de plásticos del planeta, seguramente porque es un sistema marino casi cerrado. Los objetos plásticos flotantes representan el uno por ciento del total acumulado en los fondos y que las algas y peces absorberán. Durante el verano, el problema se acrecienta con la llegada masiva de turistas inconscientes.

Muchas especies marinas, como cetáceos, gaviotas y otras aves marinas, tortugas,  peces y el plancton,  incluyen los plásticos en su ingesta de comida diaria.  De esta forma, tienen problemas en sus aparatos digestivos,  como le ocurrió al cachalote encontrado en el cabo murciano, daños en su reproducción y crecimiento. Las ballenas, tiburones y otros cetáceos lo tienen peor: cada vez que abren la boca tragan miles de litros de agua y lo que esta contenga. Las aletas de las tortugas se enganchan con los trozos de red o los plásticos, lo que les provoca inflamaciones y pérdida de las aletas. Las partículas de plástico que alcanzan al plancton pueden llegar a la cadena alimentaria, pues los peces se alimentan del mismo. Los compuestos tóxicos del plástico son ingeridos por doradas, pez limón, atún, pez espada…y se quedan en su organismo.  El aumento de problemas neurológicos, enfermedades del cáncer, problemas de fertilidad están relacionadas con los efectos en el hombre.

Al turismo hay que cuidarlo,  pero hay que exigirle respeto por nuestras playas, costas y mares.

 

educar en valores ecología medio ambiente naturaleza Mediterráneo

Añadir un comentario