historia

Centenario de la Independencia de Irlanda

 DÉCADA DE CONMEMORACIONES DE IRLANDA

Irlanda está en transición hacia su período más difícil, ya que el país celebra el centenario de la Guerra Civil.

La Guerra de la Independencia se detuvo con una tregua en julio de 1921 y se cerró con la firma del Tratado angloirlandés cinco meses después.

El Tratado estableció el Estado Libre de Irlanda (que entraría en vigor en diciembre de 1922, un año después de la firma del Tratado), otorgando al Estado de 26 condados el estatus de dominio autónomo dentro del imperio británico.

El acuerdo de compromiso  establecía un Estado Libre y no incluía los seis condados de Irlanda del Norte.

Para muchos en el movimiento republicano representó una traición a aquello por lo que habían luchado y vio cómo comunidades, amigos y familias se dividían a medida que Irlanda se sumergía en un conflicto más violento.

La discusión sobre las conmemoraciones de este año se centrará en muchos temas e incidentes delicados. Aquí tiene el lector  una cronología no exhaustiva de algunos de los eventos que probablemente se recordarán y se hablarán este año.

enero

7 de enero de 1922: después de semanas de largos y polémicos debates, el Dáil aprueba el Tratado angloirlandés por un total de siete votos (64-57).

9 de enero de 1922: Éamon de Valera dimite como presidente de Dáil Éireann.

10 de enero de 1922: De Valera pierde una moción para su reelección como presidente de Dáil por dos votos. Posteriormente, Arthur Griffith es elegido después de que De Valera y sus seguidores se retiran.

16 de enero de 1922: Michael Collins, en su papel de presidente del Gobierno Provisional, toma el control del Castillo de Dublín de manos del último virrey de Irlanda, Lord FitzAlan-Howard.

31 de enero de 1922: El Ejército del Estado Libre toma posesión de su cuartel general en Beggars' Bush Barracks en Dublín.

febrero

11 de febrero de 1922: cuatro agentes especiales del Ulster y un miembro del IRA mueren durante un tiroteo en la estación de tren de Clones, Co Monaghan. Muchas otras personas resultan heridas, incluidos civiles. Se suspende temporalmente la evacuación de las tropas británicas.

12-15 de febrero de 1922:  estalla la violencia sectaria en Belfast, que mata a unas 30 personas y deja decenas de heridos. En un incidente, seis niños murieron cuando se arrojó una bomba al patio de una escuela católica en Weaver Street.

marzo

2 de marzo de 1922: El IRA anti-tratado aterriza un envío de armas alemanas en Helvick Head, condado de Waterford.

11 de marzo de 1922: después de un enfrentamiento, las fuerzas contrarias al tratado ceden el control de Limerick a las tropas pro-tratado.

15 de marzo de 1922: De Valera forma el partido político Cumann na Poblachta (Liga de la República) del ala anti-tratado del Sinn Féin.

26 de marzo de 1922: los oficiales del IRA anti-tratado celebran una convención en la que rechazan el tratado y repudian la autoridad del Dáil.

29 de marzo de 1922: el empresario católico Owen McMahon, cuatro miembros de su familia y uno de sus empleados son asesinados a tiros en la casa de la familia McMahon en Belfast. Los sobrevivientes del ataque dicen que los hombres armados vestían uniformes de policía. Se cree que el ataque es una represalia por el asesinato de dos policías el día anterior.

29 de marzo de 1922:  Las fuerzas anti-tratado incautan grandes cantidades de armas, municiones y explosivos en Cobh, Co Cork. Los armamentos estaban esperando su envío a Inglaterra.

abril

13 y 14 de abril de 1922: alrededor de 200 soldados anti-tratado, liderados por Rory O'Connor y Liam Mellows, toman el control de Four Courts en Dublín.

26 de abril de 1922: Después de reunirse en Maynooth, la jerarquía católica emite una declaración apoyando la aceptación del Tratado.  

mayo

1 de mayo de 1922: las fuerzas contrarias al Tratado toman más de 750.000 libras esterlinas en redadas en sucursales del Banco de Irlanda.

20 de mayo de 1922: Collins y De Valera acuerdan un pacto que establece que los candidatos del Sinn Féin en las elecciones generales de junio se seleccionarán de los lados a favor y en contra del Tratado en proporción a su fuerza Dáil existente. El pacto enfurece al gobierno británico y Collins y Griffith son convocados a Londres.

20-22 de mayo de 1922: 14 personas mueren en enfrentamientos sectarios en Belfast. El miembro del parlamento británico de West Belfast, WJ Twaddell, es asesinado a tiros.

31 de mayo de 1922: El tiroteo de dos policías en Belfast provoca represalias. 80 familias católicas son quemadas fuera de sus casas y ocho son asesinadas.

junio

16 de junio de 1922: los candidatos a favor del Tratado obtienen 58 escaños en las elecciones generales; Los candidatos en contra del Tratado ganan 36; Labor gana 17; Farmers Party gana siete; los partidos más pequeños y los independientes ganan 10. 

18 de junio de 1922: una convención del IRA en Mansion House en Dublín se divide sobre la cuestión de reanudar la ofensiva contra las tropas británicas.

26 de junio de 1922: irregulares Anti-Tratado basados ​​en los Cuatro Tribunales secuestran al General del Estado Libre JJ "Ginger" O'Connell en represalia por el arresto del oficial Anti-Tratado Leo Henderson.

27 de junio de 1922: Collins emite un ultimátum final a la guarnición de Four Courts para que se rinda antes de que sean atacados.

28 de junio de 1922: La Guerra Civil comienza definitivamente cuando el Gobierno Provisional comienza a bombardear los Cuatro Tribunales a las 4:15 am. Collins toma prestados dos cañones de campaña de 18 libras para llevar a cabo la ofensiva. Es el primer uso de artillería por parte del ejército del Estado Libre.

30 de junio de 1922: las fuerzas contrarias al Tratado abandonan las Cuatro Cortes. Una gran explosión hace estallar un ala de los Cuatro Tribunales, incluida la Oficina de Registro Público. Las tropas del Estado Libre afirman que el edificio fue minado.

la-guerra-civil-irlandesa-28-junio-1922-24-mayo-1923-fue-un-conflicto-que-siguió-a-la-guerra-de-independencia-irlandesa-y-acompañó-el-establecimiento-de- el-estado-libre-de-irlanda-el-14-de-abril-de-1922-dublins-four

Fuente: Alamy Stock Photo   

Bombardeo de Four Courts

5 de julio de 1922: Termina la lucha en Dublín cuando las tropas Anti-Tratado se rinden o huyen. El líder republicano Cathal Brugha es herido de muerte frente al hotel Hamman después de negarse a rendirse, muere dos días después. Dublín está ahora bajo el control del gobierno provisional. Más de 300 personas murieron durante los enfrentamientos en la capital. La gran mayoría eran civiles.  

20 de julio de 1922: Las ciudades de Limerick y Waterford caen ante el gobierno provisional. Más de 450 personas mueren en combates sectarios en Belfast durante junio y julio.

guerra-civil-irlandesa-un-soldado-del-ejército-nacional-sonriente-con-un-miembro-capturado-del-IRA-en-julio-de-1922-foto-biblioteca-nacional-de-irlanda-image-shot- 1922-fecha-exacta-desconocida

Fuente: Alamy Stock Photo

Miembro de los anti-tratado capturado por un soldado del Gobierno

agosto 

8 de agosto de 1922: las fuerzas del Estado Libre realizan desembarcos marítimos en el condado de Cork. Más de mil hombres aterrizan en tres aterrizajes separados en Passage West, Youghal y Glandore. Hay fuertes combates en Rochestown cuando los irregulares intentan detener el avance del Estado Libre en la ciudad de Cork. 

10 de agosto de 1922: las tropas del Estado Libre entran en Cork después de que las fuerzas Anti-Tratado abandonan la ciudad.

11 de agosto de 1922: las fuerzas anti-Tratado abandonan Fermoy, la última ciudad bajo su control. Los republicanos abandonan la política de ocupación de los pueblos y emprenden la guerra de guerrillas.

12 de  agosto de 1922: el  presidente del Dáil, Arthur Griffith, muere en el hospital a causa de una hemorragia cerebral. Tenía 51 años. Le sucede WT Cosgrave.

22 de agosto de 1922:  Michael Collins muere en una emboscada en Béal na Bláth, Co Cork. El incidente tuvo lugar no lejos de la casa de su familia. Collins fue la única víctima del tiroteo. Se cree que el hombre que le disparó es Denis 'Sonny' O'Neill.

28 de agosto de 1922: Enormes multitudes llenan las calles de la capital mientras se lleva a cabo el funeral de Michael Collins en Dublín. Cinco civiles mueren en Westport, Co Mayo, después de que las tropas Anti-Tratado abrieran fuego contra una multitud que salía de una misa para Collins. 

el-22-de-agosto-de-1922-michael-collins-fue-asesinado-en-una-emboscada-en-beal-na-mblath-fuera-de-cork-fue-enterrado-en-el-cementerio-de-glasnevin-el-28- agosto-1922-su-ataúd-en-un-carruaje-tirado-por-caballos-tirado-por-libre

Fuente: Alamy Stock Photo

Funeral de M. Collins en las calles de Dublín

septiembre 

9 de septiembre de 1922: Se reúne el tercer Dáil, WT Cosgrave es elegido presidente. Los miembros del parlamento contrarios al Tratado implementan una política de abstencionismo. Las tropas anti-Tratado atacan Kenmare, condado de Kerry. Matan a un oficial local del Estado Libre y toman prisioneros a 120 soldados del Estado Libre, pero luego los liberan. Capturan 110 fusiles y 20.000 cartuchos de munición.

28 de septiembre de 1922: el Dáil aprueba la legislación sobre poderes de emergencia del ejército. Entra en vigor al mes siguiente y faculta a los tribunales militares para imponer la pena de muerte. Un total de 77 republicanos en contra del tratado son ejecutados entre noviembre de 1922 y mayo de 1923. 

octubre

3 de octubre de 1922: El Estado Libre ofrece una amnistía a los combatientes Anti-Tratado que entreguen sus armas y reconozcan al gobierno. Los ataques y enfrentamientos continúan en todo el país como lo habían hecho durante meses.

25 de octubre de 1922:  Éamon de Valera establece un "Gabinete republicano" formado por TD antitratados. 

29 de octubre de 1922: una columna del IRA Anti-Tratado toma Clifden, Co Galway, y captura a 80 soldados del Estado Libre, después de un tiroteo de 10 horas. Toman rifles y queman el cuartel antes de retirarse. 

noviembre

17 de noviembre de 1922: se llevan a cabo las primeras ejecuciones de la Guerra Civil cuando cuatro hombres mueren en la cárcel de Kilmainham.

24 de noviembre de 1922: Erskine Childers es ejecutado. Childers fue arrestado a principios de mes luego de que se le encontrara en posesión de un revólver, que fue un regalo de Michael Collins. Había sido el jefe de la propaganda contra el Tratado.

diciembre

6 de diciembre de 1922:  Nace el Estado Libre Irlandés después de ser establecido formalmente por la Cámara de los Comunes británica.

7 de diciembre de 1922: Seán Hales TD es asesinado a tiros cuando se dirigía a una reunión de Dáil. Leas Ceann Comhairle Padraic Ó Máille también resultó herida en el incidente.

8 de diciembre de 1922: en represalia por el asesinato de Hales, cuatro líderes contrarios al Tratado capturados en los Cuatro Tribunales en julio (Rory O'Connor, Liam Mellows, Dick Barrett y Joseph McKelvey) son ejecutados.

10 de diciembre de 1922: La casa de TD Seán McGarry es incendiada deliberadamente y su hijo muere en el incendio.

13 de diciembre de 1922: los republicanos liderados por Tom Barry toman Carrick-on-Suir, condado de Tipperary, en un ataque sorpresa. Capturan 107 rifles, dos ametralladoras Lewis y dos vehículos blindados, pero no intentan mantener la ciudad.

17 de diciembre de 1922: Los últimos soldados británicos abandonan el Estado Libre. Son los restos de una guarnición de 5.000 efectivos que se había mantenido en Dublín hasta ese momento.

19 de diciembre de 1922:  Siete republicanos son ejecutados.

24 de diciembre de 1922:  22 miembros de una columna guerrillera Anti-Tratado son arrestados en la misa de medianoche en Curraheen, condado de Kerry.

Datos obtenidos de thejournal.es

ANEXO PARA LA LECTURA DE "LA ISLA REBELDE"

España, verano de 1939

España, verano de 1939

Al acabar la guerra civil, España se convierte en un país enlutado. Miles de hombres han muerto en el frente; miles de mujeres, ancianos y niños, en los bombardeos de las ciudades; miles más, desaparecidos, enterrados en fosas comunes, fusilados. Un brazalete negro en la manga derecha, una corbata negra, un botón negro en la solapa, un traje negro para los que se lo pueden permitir: son las señas del luto entre los hombres. Las mujeres lucen el negro de la cabeza a los pies; las más jóvenes se atreven con un medo luto, con prendas grises o, transcurridos un par de años de la desgracia, vestidos negros y blusas blancas. Las viejas van envueltas en mantillas y tocas de lana negra. Pasean por las calles como fantasmas somnolientos.

Es verano de 1939 y el hambre aprieta. En muchos lugares se oyen las descargas del pelotón que fusila en las tapias del cementerio a los sentenciados. Después, el tiro de gracia pone fin al ruido ensordecedor y lastimero, que ya se ha hecho familiar en demadiados pueblos y ciudades de la España vencida. Los juicios sumarísimos se suceden a ritmo vertiginoso. Es la época de mayor nivel represivo. La mitad de los españoles, los que apoyaron a la República, viven en la angustia, confiando que nadie les denuncie. Bastará que un anónimo le señale por rojo o sindicalista, o por ser hijo o nieto de rojo o sindicalista. Los que tienen suerte se librarán de la muerte, pero les caerán un mínimo de veinte años de cárcel, en condiciones insufribles. En la radio nacional escuchan que la sangre de los que cayeron por la Patria no consentirá el olvido, ni la traición. España sigue en guerra. Así lo proclama el locutor franquista Fernando Fernández de Córdoba. Suena el Cara la Sol en la radio, en los cines y en los teatros; en las escuelas; en los patios de las prisiones; antes de los partidos de fútbol; los espectadores de las corridas de toros lo cantan en posición de firmes con el brazo derecho en alto y la mano extendida, como lo hacían los fascistas italianos. Después del himno falangista, una autoridad grita: ¡España, Una, Grande y Libre!¡Arriba España! Miente cuando grita. Casi todos lo saben, porque en España no hay libertad; el país está desunido y está en la ruina, lejos de cualquier grandeza. Ni es libre, ni es una ni es grande la España de la posguerra. Estos gritos son la ocurrencia del jefe de prensa de Madrid, Manuel Aznar Zubigaray, amigo de José Antonio Primo de Rivera y abuelo del que luego será presidente del gobierno de la democracia, José María Aznar López.

Foto portada libro 1

La tradicional picaresca española hace que mucho españoles vistan la camisa azul falangista a todas las horas. Quieren demostrar su apego al nuevo régimen, fueran ya uno de los suyos o conversos. La afiliación a la Falange alcanza casi un millón de personas. Es lo mejor para lograr los beneficios de los vencedores. Beneficios que disfrutan los militares franquistas: casi la mitad de los puestos de la nueva administración pública son para los militares; les construyen viviendas y economatos; tienen transporte público gratuito.

Así era el verano del 39. Sería bueno que los jóvenes conocieran esta historia para compararla con su presente.

Para más información:

PASCUAL LÓPEZ, Pablo: "Antes que la memoria nos abandone".

ESLAVA GALÁN, Juan: "Los años del miedo".

Fosas comunes de victimas de la Guerra Civil y el franquismo

FOSAS COMUNES DE VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

 

Los familiares de los desaparecidos durante la Guerra Civil y las represalias del franquismo se están moviendo. Así ocurre con los enterrados en Cuelgamuros, en el Valle de los Caídos, donde se esperan continúen las exhumaciones de enterrados en la mayor fosa común de España. Un juzgado de El Escorial permitió entrar al lugar donde está enterrado Franco para sacar a los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, asesinados por los golpistas en 1936. Era la primera sentencia de este calibre, cumplida dos años después no sin superar antes un sinfín de obstáculos. Patrimonio Nacional accedió a rescatar a los combatientes franquistas Pedro Gil Calonge y Juan González Moreno. De ahí, el 23 de abril de 2018 los peritos de la institución perteneciente al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han entrado en Cuelgamuros.

Una sobrina nieta de José Antonio Marco, que fue secuestrado de su casa y asesinado en las tapias del cementerio de Calatayud (Zaragoza) asegura que el cuerpo fue sepultado en la fosa común del camposanto local el 2 de septiembre del 36, hasta que en abril del año 59 llegan unos camiones, proceden a exhumar la fosa y trasladan los restos al Valle de los Caídos.

1521218106 579081 1521218263 noticia normal

La nieta de José Cansado Lamata y  su hermano Antonio Cansado Lamata cree que están en el mismo columbario que otra decena de personas asesinadas y enterradas en una fosa de Morata de Jalón. Son los 12 de Ateca. Y cuentan que fueron obligados por los fascistas a cavar su propia tumba. La familia Cansado también participó en el escrito de denuncia ante la ONU el abogado Eduardo Ranz, que también ha impulsado la exhumación de los Lapeña.

Los restos óseos de los hermanos Cansado y el resto de víctimas de Ateca acabaron en el Valle de los Caídos en el año 59. Tienen la esperanza es que este proceso termine, y cuanto antes, mejor. Aunque para llegar hasta aquí hayan hecho falta seis años de vericuetos judiciales. Y añaden que se conseguirá porque no existe odio ni rencor, sólo ganas de tener a los suyos en sus sitios de origen.

Por otra parte, se han dado a conocer las actualizaciones con respecto a la provincia de Málaga. Actualmente, hay un total de 99 fosas comunes localizadas en las que se calcula que puede haber unas 5.000 víctimas enterradas. Ruiz Espejo, delegado del Gobierno, ha anunciado que se están realizando investigaciones en los municipios de Alfarnate y Colmenar donde se realizarán intervenciones de indagación, investigación, localización, delimitación, exhumación y estudio de víctimas en fosas comunes. También se continuarán con los trabajos que se están realizando en Villanueva de la Concepción. En el caso de Alfarnate, se espera que se encuentren alrededor de 16 cuerpos a los que se les añadirán los resultados de las futuras exhumaciones en los municipios de Alameda y Campillos, que se sumarán a las ya realizadas en Álora, Colmenar y Cártama.

La Junta de Andalucía ha abierto una Oficina Provincial de Memoria Democrática, con el objetivo de crear un punto de atención a las víctimas con el que se pretende recoger información y testimonios relevantes para poder avanzar con las investigaciones junto a la Dirección General de la Memoria Democrática. La oficina, que se encuentra en la misma Delegación del Gobierno, esta abierta para todas aquellas personas que quieran recaudar información o ayudar en la localización, dignificación y recuperación de nuevos cuerpos.

En la provincia de Málaga encontramos un total de nueve lugares nombrados como 'Lugares de Memoria Histórica'. El cementerio de San Rafael, la antigua cárcel de mujeres, la Antigua Prisión Provincial de Málaga, cementerio de Teba, cementerio de San Lorenzo, la fosa común de Istán, el cementerio de Villanueva de Cauche, la carretera Málaga-Almería y el lugar donde fue asesinado Manuel José García Caparrós; a los que se les añadirá próximamente el Palacio de la Aduana.

Guerra civil carreterademalaga 02

La carretera que conecta Málaga con Almería se convirtió en la única salida para aquellos que estaban siendo perseguidos por los sublevados. Gentes de Cádiz, Córdoba, Sevilla, Huelva e incluso Extremadura se refugiaban en Málaga de la persecución sufrida por el bando sublevado. Cuando, estos llegaron a Málaga, la única vía era la carretera que unía a Málaga con Almería. Se calcula que casi 300.000 personas escaparon de Málaga por dicho lugar, donde fueron sorprendido por el ejército sublevado y los apoyos internacionales del mismo. Se consideran que esos ataques son de los peores que han ocurrido en una guerra durante el siglo XX y que actualmente se cree que se pueden encontrar entre 5.000 y 15.000 víctimas.

DIARIOS DE LA REINA DEL OCÉANO  habla de refugiados y de luchas en tiempos de guerra.

 

Madrid: Marzo-Abril, 1939

Madrid: Marzo-Abril, 1939

 

Fue a finales de Marzo del año 1939, el final de la cruel guerra civil en España, cuando los madrileños, los que apoyaban al ejército rebelde del general Franco, se atrevieron a colgar las banderas rojigualdas de sus balcones y ventanas. Los soldados franquistas no entraron como se supone a los que ocupan una ciudad vencida. Semanas antes, el coronel Casado había entregado la ciudad a las tropas de Franco, dando un golpe contra el gobierno de Negrín, un gobierno en desbandada, contra un presidente de la República ya en el exilio francés. No hubo entrada formal de las tropas en la ciudad antes de la rendición del comandante de las fuerzas republicanas, el teniente coronel Prada, ante el coronel Losas, jefe de las fuerzas franquistas, en la Ciudad Universitaria, a la una de la tarde del martes 28 de Marzo. No hubo desfile del ejército victorioso. Eso lo dejaron para otro día. Muchos soldados llegaron el centro de Madrid en metro.

La capital fue tomada por los franquistas desde dentro de la ciudad, por los quintacolumnistas, los grupos afines a los golpistas, que sabotearon, espiaron e hicieron listas con los elementos más radicales de las filas republicanas, entre otras actividades. Los días 26 y 27 de Marzo todos los presos derechistas estaban fuera de las prisiones. Los que pudieron escapar a las sacas de Noviembre del 36, cuando el terror rojo expandió sus redes y asesinó a centenares de prisioneros adictos a los rebeldes, después de sacarlos de las cárceles de Madrid, subirlos a autobuses y fusilarlos en Paracuellos del Jarama y localidades cercanas. Llegó la hora de la revancha en Marzo de 1939 y los de la Quinta Columna no esperaron para actuar. Con los soldados republicanos en desbandada y la deserción en masa, que habían abandonado las trincheras, hubo momentos de encuentro pacífico por parte de los soldados de ambos bandos. Para ellos la paz era un hecho. No para sus generales.

5c69e2fe89f55f7c75c91a35574a156a

El  día 28 las calles estaban repletas de gentes que daban vítores a Franco, especialmente en el barrio de Salamanca, un lugar que nunca fue bombardeado por los aviones franquistas. Pero muchos madrileños prefirieron no quedarse a contemplar la entrada de los franquistas en su ciudad. Unos quince mil huyeron a Alicante, esperanzados en encontrar un barco que los llevase al exilio. Un barco que nunca apareció. Entre los huidos estaban el antiguo alcalde y gobernador civil de Madrid. También cientos de mujeres y niños. Fueron conducidos, prisioneros, al triste campo de concentración de Albatera. Volverían a Madrid para ser juzgados y condenados, la mayoría, a penas severas, cadena perpetua o al pelotón de fusilamiento.

(Continuará…)

Si estás interesado en el tema, mi libro DIARIOS DE LA REINA DEL OCÉANO recoge episodios como el de la huída de republicanos al exilio o sus condenas en España.

 

Badajoz: en la antesala de la guerra civil (1936)

 

Apéndice al libro DIARIOS DE LA REINA DEL OCÉANO

 

   Con el triunfo de la izquierda, llegaron las venganzas. Se asaltaron las cárceles y liberaron a los presos de las huelgas del 34, se quemaron iglesias y conventos. Los felices campesinos, ante la nueva situación, desfilaron por los pueblos ondeando sus pancartas y sus banderas rojas. La legislación agraria quedó restablecida. Los terratenientes abandonaron sus mansiones, como ocurrió en Puebla de Alcocer. El laboreo obligatorio de la tierra en barbecho volvió a imponerse. Los trabajadores fueron alojados en fincas, cuyos propietarios debían correr con los gastos. Los nuevos alcaldes prohibieron las procesiones religiosas.

  La madrugada del 25 de Marzo de 1936, la escalada de la violencia dio un salto significativo: más de 60.000 campesinos sin tierra de Badajoz ocuparon casi 2000 fincas. La FNTT había repartido las fincas entre las familias, con la intención de iniciar un cultivo colectivo. Para evitar problemas, el gobierno legalizó la ocupación. Cuando llegaron las columnas franquistas se cobraron la revancha contra estos campesinos.

 

Img 9272

  Hubo sucesos que demuestran lo problemático de las situaciones vividas. En Mayo de 1936, el presidente de la Agrupación Socialista, Teófilo García, celebró una reunión para hablar del desempleo en Fuente de Cantos. En respuesta a la evidente indigencia de los presentes, los niños y las mujeres que formaban parte del auditorio, los animó a ocupar una finca de los mayores terratenientes de la zona, el conde de la Corte, destinada al pastoreo de cerdos y ovejas. Los hambrientos se abalanzaron sobre los animales y los mataron como pudieron. En Quintanar de la Serena, un grupo de jornaleros entraron en una finca y mataron ovejas para alimentar a sus familias.

  La derecha consideró la intervención militar una necesidad para volver a su status anterior. El odio entre campesinos y propietarios era lo cotidiano. Muchos de los grandes terratenientes, duques, marqueses, condes, vivían en Madrid, Biarritz, París y visitaban de vez en cuando sus tierras para ir de caza y recibir a sus amigos. Aprovechaban su estancia para despreciar a sus trabajadores y se aprovechaban de las mujeres, hermanas e hijas de los obreros. Con el triunfo del Frente Popular, los trabajadores de la tierra vieron la oportunidad para cambiar las tornas.