Entradas de pascual-lopez-pablo

Primeras pateras con inmigrantes en Canarias

PRIMERAS PATERAS CON INMIGRANTES EN CANARIAS

Este verano se cumplirán  25 años desde que llegó la primera patera con migrantes a Canarias. Un cuarto de siglo de migraciones por vía marítima en el que poco más de 100.000 personas han llegado a las islas a bordo de 3.000 pateras. Fue el 28 de agosto de 1994 al pueblo pesquero de Las Salinas del Carmen, con tan solo dos saharauis, cuando quedó documentada la llegada de la primera barca. Sería conveniente aludir a un suceso ocurrido esta última semana: la muerte en las costas de Gran Canaria de la niña Sephora.

Sephora Sahé murió  en la madrugada del 16 de Mayo por un golpe de mar que la alejó rápidamente de la patera en la que había llegado junto a su madre, procedentes de Costa de Marfil, a la costa de Arguineguín, en el municipio grancanario de Mogán. Ruth, su madre, se desestabilizó al caer al agua con el impacto de la primera ola, pero con la segunda se desató el típico pañuelo africano con el que llevaba amarrada a la pequeña a su espalda y ya no volvió a encontrarla en la oscuridad de la noche, según su propio relato ante la jueza que le tomó declaración a la mañana siguiente. El cuerpo sin vida de la pequeña fue encontrado al día siguiente por el piloto de una moto de agua que navegaba por otra playa cercana. 

Ruth pudo despedir dignamente y “en la más estricta intimidad” a su pequeña Sephora en un cementerio de la isla de Gran Canaria ayer. Esta madre marfileña, de 26 años, enterró este jueves a su bebé, de solo 13 meses, y en su lápida se podrá leer para siempre su nombre. Parece lo propio para honrar la memoria de cualquier fallecido, pero se trata de un caso excepcional entre los miles de muertos de las pateras que desde hace más de 30 años llegan a España. Salvo contados casos, los muertos del Mediterráneo o del Atlántico yacen sin nombre, con suerte con un simple número y la fecha del naufragio escritas en nichos desperdigados por decenas de cementerios de Andalucía, las islas Canarias, Ceuta o Melilla.

CEAR (Comité Español de Ayuda al Refugiado) fue la que se puso en contacto con el gobierno español, Ministerio de Trabajo, el encargado de la acogida humanitaria de los que llegan en patera, para poder llevar a cabo el entierro. Sephora no fue el único familiar que Ruth perdió en esa patera. Había salido de Costa de Marfil junto a su prima Justine que a su vez traía a su hija de 8 años. Juntas fueron obligadas a palos a subirse a la patera en las costas de Dajla (también conocida como Villa Cisneros, en el Sáhara Occidental) el sábado 11 de mayo. Ruth se negaba a hacerlo porque le habían hablado de un barco y comida para ellas y sus niñas, pero al ver la precaria barca sintieron miedo y trataron de abortar el viaje, pero los marroquíes que lo organizaban le pegaron con palos en la espalda. Durante el viaje sufrieron abusos sexuales, tocamientos de todo tipo. 11 marroquíes y 20 personas de países del África Subsahariana, entre ellos 4 niños comenzaron el viaje. Llegaron 4 días después a las costas de Gran Canaria, pero los patrones de la patera esperaron a que cayera la noche para acercarse. Alrededor de las 20:00 horas los 11 marroquíes saltaron de la barca y dejaron a los subsaharianos solos a bordo y ya pasada la medianoche, el resto del grupo se acercó a la playa. Pero entre el oleaje y los nervios desaparece el bebé y otros dos adultos, entre ellos Justine, la prima de Ruth. Seguramente los chalecos salvavidas que les dieron eran falsos.

Tras pisar al fin la costa, Justine perdió el rastro de su niña de 8 años. En plena noche, sin luces para poder comprobar donde estaba y en medio de los gritos decidió lanzarse de nuevo al agua para comprobar si su pequeña seguía en la patera. Se ahogó tratando de buscarla cuando su hija en realidad estaba ya sana y salva en la playa. El cuerpo de Justine fue hallado a las pocas horas de la tragedia, flotando a casi 4 millas de la costa. El tercer cadáver nunca fue encontrado.

Todos los testimonios de los subsaharianos apuntaron a los 11 marroquíes como los organizadores. Identificaron a tres en una rueda de reconocimiento como los que abusaron de ellas sexualmente con todo tipo de tocamientos. No se ha encontrado al patrón, pero esos tres han sido acusados de presuntos delitos de homicidio y abusos sexuales. Por ello, desde el principio la jueza decretó la protección como víctimas sobre Ruth y el resto de mujeres y la niña de Justine, que está protegida en un centro de menores de la isla. La falta de protocolos para la atención a las víctimas de estas tragedias en nuestras costas ha sido denunciada en reiteradas ocasiones por numerosas ONG y entidades y dentro de sus reivindicaciones siempre han exigido atención psicológica. Ruth, sí la ha tenido por parte del equipo de CEAR en Gran Canaria, algo muy poco habitual para los supervivientes de los naufragios en patera.

País vasco francés

PAÍS VASCO FRANCÉS

Desde Hondarribia-Fuenterrabía se observa la bahía de Chingudi en toda su extensión. En la otra orilla de la desembocadura del  río Bidasoa, Hendaya posa majestuosa, orgullosa, diciendo al visitante que aquí comienza una costa y una tierra espléndidas. Un pequeño barco lleva al jubilado desde el puerto de Hondarribia hasta la ciudad francesa. En diez minutos alcanza el puerto y se dispone a visitar los pueblos de la costa vasca francesa y la impresionante ciudad de Bayona. A Hendaya también se puede llegar  en tren desde San Sebastián-Donostia, pero una vez en Hondarribia el barco puede ser la mejor manera de cruzar la bahía. Lo recomendable es recorrer el paseo marítimo, caminar bordeando la bahía y descender hasta la estación de tren. Así el viajero jubilado se llevará la imagen imprescindible de Hendaya. Desde la estación de tren es fácil llegar a cualquier punto del país. Pero, ya que estamos en la estación, tenemos que saber que aquí hubo una reunión primordial el día 23 de Octubre de 1940. Después de la caída de Francia en manos de los nazis, Franco y Hitler decidieron reunirse en esta zona de la Francia ocupada. Hitler esperó impaciente la llegada con retraso del tren que traía al dictador español. Según los más prestigiosos historiadores, la reunión tenía como objetivo la entrada de España en la guerra apoyando a los alemanes. Quizás las pretensiones de Franco eran muy altas o quizás Hitler consideró que Franco no estaba a la altura, pues posteriormente aludió al militar español definiéndole como un simple bufón. Para más información, el viajero jubilado puede consultar DIARIOS DE LA REINA DEL OCÉANO, donde encontrará una visión original de la guerra y posguerra.

La estación ferroviaria de San Juan de Luz está cerca del centro histórico. La ciudad está enclavada entre el pequeño puerto y la bahía. Es un lugar pacífico, coqueto, con buenos restaurantes y atrayentes pastelerías. Los días, cuando la pesca de la ballena y del bacalao o cuando los piratas asaltaban la costa, se han acabado. El turismo es la principal fuente de riqueza. Es conveniente evitar la estancia durante los meses de julio y agosto, porque los franceses abarrotan sus playas y sus calles. No hay que dejar de ver la iglesia de San Juan Bautista, donde se casaron el rey Luis XIV con María Teresa; el puerto con sus barcos que pescan las apreciadas anchoas del Atlántico; la plaza de Luis XIV, donde se puede escuchar música folklórica. En uno de los descanso de la visita, el viajero jubilado puede sentarse a degustar alguno de los apreciados quesos de la montaña. Asistir a un partido de pelota a mano o cesta punta es una buena opción para conocer las tradiciones de los vascos.

Al día siguiente cogemos el tren hacia Bayona. En menos de media hora llegamos a la estación. En la capital del país vasco francés podemos admirar su impresionante Museo de la Cultura Vasca y conocer las tradiciones ligadas a estas tierras. Nos sorprenderá saber que Bayona es tierra de buen jamón y mejor chocolate. Las casas proyectan la típica estampa de los edificios vascos: ventanas de madera pintada en rojo. Un paseo por las orillas del pequeño río Nive, donde nos toparemos con el mercado (Les Halles) sería un buen comienzo. Al llegar a la confluencia del Nive con el más caudaloso,  el río Adour, contemplaremos las aguas formando un estruendo espectacular. En la oficina de turismo cercana nos proporcionan todo tipo de planos y sugerencias. Después de comer en un bistrot, visitamos la catedral, con sus grandiosos claustros del siglo XIII. Para dormir preferimos acercarnos en autobús a Biarritz, en un tranquilo recorrido para apreciar el paisaje lleno de verdor de esta acogedora tierra. 

20190119 182625

Foto: Biarritz, un atardecer de Abril

El pequeño puerto de pescadores de ballenas de Biarritz se convirtió en el siglo XIX en un lugar aristocrático, en la playa de los reyes. Los surfistas pueblan las aguas del mar Cantábrico, mientras los turistas más tranquilos obsevan desde el casino. El paseo que va desde el faro hasta el Museo Marítimo está siempre lleno de vida. Las calles peatonales de los alrededores bullen por el ruido de los mercadillos y de las terrazas. En un saliente hacia el mar, rodeada de rocas y el mar furioso, una estatua de la Virgen saluda a los paseantes. A lo lejos se divisa la Grande Plage y lo que permanece del puerto de pescadores. Desgraciadamente, para el poder adquisitivo del jubilado medio español, los precios son más elevados que en las cercanas provincias vascas del sur en España.

 

 

LA HUELGA VERDE DE LOS ESTUDIANTES

LA HUELGA VERDE DE LOS ESTUDIANTES

 

Una huelga de estudiantes ha sido convocada este viernes 15 de marzo.  Los motivos no son educativos. Los estudiantes de todo el planeta harán huelga porque el planeta está en peligro. Los jóvenes españoles se han agrupado bajo el nombre  JUVENTUD POR EL CLIMA y secundarán la huelga convocada contra el cambio climático en más de mil ciudades de noventa países.

La joven activista sueca Greta Thunberg ha sido la pionera de este movimiento ecológico. Comenzó sus protestas delante del Parlamento sueco el pasado verano. Quería que la gente, los políticos también, se concienciaran sobre el problema del cambio climático. En las últimas semanas, miles de estudiantes se manifiestan delante de sus parlamentos nacionales, autonómicos o ayuntamientos todos los viernes bajo el lema FRIDAYS FOR FUTURE. Los estudiantes de cada país funcionan de manera independiente, pero para la huelga del 15 de marzo estarán coordinados a través de las redes sociales. Estas movilizaciones no dependen ni están lideradas por partido alguno. Son un movimiento popular, surgido de un problema común. Saben que su futuro está comprometido si no se realizan cambios importantes para respetar el medio ambiente. Por el momento, los políticos solo han aprobado medidas suaves en cumbres climáticas y no todos los gobiernos las cumplen. Eso es lo que piensan los jóvenes. No les falta razón para la huelga. En unos años serán los dirigentes y los que recojan las semillas que ahora se están sembrando en el mundo ecológico.

20180609 150049

Cada asamblea de 'Fridays for future' está moviendo la convocatoria en su entorno, solicitando huelga a través de los Consejos Sociales de las universidades y organizando manifestaciones al mediodía en las principales ciudades. Por ejemplo, en Madrid la protesta se celebrará en la Puerta del Sol a las 12 horas. Además, el Sindicato de Estudiantes ha extendido el llamamiento a vaciar las aulas a todo el alumnado de los centros educativos, institutos y universidades. Muchos profesores de secundaria están de acuerdo con la convocatoria y la apoyarán.


"El capitalismo mata el planeta, vivimos una situación de emergencia climática. Hay un sistema al que no le impordestruir el planeta  mientras siga sacando suculentos beneficios",  afirman los representantes de este movimientos ecológico y educativo.

Nunca antes educación y ecología habían estado tan unidas.

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

OBJETIVOS DE  DESARROLLO SOSTENIBLE

Es muy loable el acuerdo alcanzado en la ONU para fijar una agenda con 17 objetivos encaminados a lograr un desarrollo sostenible para el año 2030. La situación de pobreza, de cambio climático, de hambrunas, de desigualdades sociales a lo largo y ancho del  planeta así lo requerían. Los cuatro últimos años han sido los más cálidos desde que se tienen registros.  El frío extremo se combina con olas de calor jamás sufridas anteriormente. Las naciones africanas y la mayoría de sudamericanas y asiáticas viven en situaciones que rayan la pobreza máxima. Hay conflictos armados por motivos no solo políticos, también sociales, religiosos y económicos, frutos de sociedades desiguales o fanatismos. Es de aplaudir la agenda de la ONU, con unos objetivos claros. ¿Serán pura utopía o los gobernantes pondrán todos los medios a su alcance para lograrlos?

Análisis de los objetivos:

Objetivo 1: Fin de la pobreza en el mundo

Casi 800 millones viven en el umbral de la pobreza, con 1,9 dólares diarios de ganancias por su trabajo, en especial en Asia meridional y África subsahariana, en países en conflicto, países todos desamparados de protección social.

El objetivo incluye extender la protección social a grupos más vulnerables, incluyendo el acceso a los servicios básicos, la propiedad y el control de las tierras y otros bienes, la herencia, los recursos naturales, las nuevas tecnologías apropiadas y los servicios financieros, incluida la microfinanciación. Que incluya también la creación de marcos normativos sólidos en los planos nacional, regional e internacional, sobre la base de estrategias de desarrollo en favor de los pobres que tengan en cuenta las cuestiones de género, a fin de apoyar la inversión acelerada en medidas para erradicar la pobreza.

Descarga 1

Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Una de cada nueve personas en el mundo está subalimentada en la actualidad; esto es, alrededor de 815 millones de personas en el mundo.

En 2016, se estima que en todo el mundo 52 millones de niños menores de 5 años de edad padecían emaciación (un peso bajo para su estatura, por lo general como resultado de una escasez alimentaria aguda o de una enfermedad, o por ambas cosas). La tasa mundial de emaciación era del 7,7% en 2016, con la tasa más elevada (15,4%) en Asia Meridional. En el otro extremo del espectro, el sobrepeso y la obesidad afectaban a 41 millones de niños menores de 5 años en todo el mundo (6%) en 2016.

El fin del hambre exige sistemas de producción alimentaria sostenibles y prácticas agrícolas resilientes. Un aspecto de ese esfuerzo consiste en mantener la diversidad genética de plantas y animales, que es crucial para la agricultura y la producción de alimentos. En 2016, se conservaban 4,7 millones de muestras de semillas y otros materiales genéticos vegetales para la agricultura y la alimentación en 602 bancos de genes en 82 países y 14 centros regionales e internacionales, lo que supone un aumento del 2% desde 2014.

Se necesitan aumentar las inversiones para mejorar la capacidad de la productividad agrícola. Sin embargo, el índice de orientación agrícola, que se define como la proporción del gasto público destinada a la agricultura dividida por la proporción del sector en el producto interno bruto (PIB), disminuyó a nivel mundial de 0,38 en 2001, a 0,24 en 2013 y a 0,21 en 2015.

La proporción de la ayuda por sector, asignada a la agricultura por los países miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), disminuyó desde casi el 20% a mediados de la década de 1980 hasta el 7% a finales de la década de 1990, porcentaje que se mantuvo hasta 2015. Esa reducción refleja un desplazamiento desde la ayuda para financiar la infraestructura y la producción hacia una mayor atención a los sectores sociales.

En 2016, 21 países experimentaron precios internos altos o moderadamente altos, en relación con los niveles históricos, para uno o varios cereales básicos. De esos países, 13 estaban en África Subsahariana. Las causas principales de los elevados precios fueron la disminución de la producción nacional, la depreciación de la moneda y la inseguridad. El aumento localizado de los precios del combustible también impulsó al alza el precio de los alimentos.

Lamentablemente, el número total de personas que sufre hambre en América Latina y el Caribe ha aumentado, revirtiendo décadas de progresos.

Datos recogidos en:

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/

Continuará…

Viaje en tren de Lisboa a Madrid

VIAJE EN TREN DESDE LIBOA A MADRID

El antiguo Lusitania Exprés hace un recorrido distinto al de hace unos años. El orígen y llegada es el mismo, pero se ha cambiado el trayecto. Extremadura ha quedado apartada y el ferrocarril sube hacia el norte antes de atravesar la frontera, después de alcanzar Coimbra y Guarda. El viejo tren ofrece un servicio único, de conexión entre dos ciudades y países que deberían estar más unidos, no solo por su proximidad sino también por su cultura y sus gentes. Desde España tendemos a infravalorar a Portugal, del mismo modo que los portugueses nos desprecian a su manera, dejándonos de lado. Es urgente un tren rápido que una las dos capitales y que siga hasta Francia. Por motivos comerciales y sociales. El recorrido de ahora es largo y en unas condiciones, se podría decir sin exagerar, tercermundistas.

Pero vamos a alejarnos de la negatividad. Busquemos lo positivo que hay y mucho. El viajero jubilado pasó el día en Cabo da Roca, en el extremo más occidental de Europa, donde la tierra termina y el mar comienza, como lo definía el poeta portugués Luis de Camões. Los acantilados, el faro, vigilante nocturno del océano, el sol brillando en su máximo esplendor, un aperitivo de bolinhos de bacalau, fueron la despedida de tierras portuguesas antes de partir de la estación de Santa Apolonia en el centro de Lisboa. La vetusta estación está desangelada en la noche invernal. El viento que llega del cercano Tajo, cerca de su encuentro con el mar, es frío. Las dos cafeterías están cerradas. Solo un restaurante en la plaza cercana nos ofrece café y bocadillos para el viaje. Porque en la cafetería del tren apenas vas a encontrar un servicio digno. Esta es la verdad. Con los años, la desidia se ha apoderado de este magnífico Lusitania. Volvamos de nuevo a lo positivo: la aventura de conocer personas con unas historias deslumbrantes, el dormir en un compartimento sabiendo que despertarás en otro país, la camaradería con los compañeros de viaje. 

20181229 102204

En un compartimento vecino se alojaba una señora de edad avanzada, en sus setenta o rozando los ochenta, que resultó ser una gran conversadora y con un pasado alucinante. Su historia me recordó los personajes de Diarios de la reina del océano. Había nacido en una pequeña aldea entre Fátima y Coimbra, perdida entre pinares, donde el café te lo tomabas en casa porque el pueblo carecía de bares o centros de reunión. Como cada uno de los diez hermanos tuvo que ganarse la vida. En primer lugar, llegó a Lisboa siendo adolescente. Allí se dedicó a todo tipo de trabajos: limpiadora en hoteles, recadera, vendedorea ambulante y otros muchos más. Le ofrecieron un trabajo en Angola, colonia portuguesa entonces, y aceptó. Trabajó en Luanda, sirviendo en casa de uno de los muchos que se enriquecieron a costa de hacer esclavos a los negros angoleños. Con la revolución de los claveles, el 25 de Abril de 1974, todo cambió. Los antiguos colonizadores, una vez que la democracia portuguesa devolvió la independencia a sus colonias, huyeron de ellas por temor a un linchamiento por parte de los nuevos gobernantes y ante el inicio de guerras civiles entre los nativos. A esta agradable señora la subieron en un avión y aterrizó en Río de Janeiro sin que nadie le diera explicaciones. Luego supo que la antigua metrópolis no podía admitir más repatriados desde las colonia y Brasil se había ofreciedo a acoger a los fugitivos. Otra vez tuvo que empezar. En Brasil conoció a su esposo, un serbio buscabidas. Regresa a su pueblo cada año, donde viven sus hermanos. 

En otro compartimento se alojaba un matrimonio zaragozano, con el que pude recordar historias de las luchas estudiantiles en mis tiempos universitarios. Recordamos el concierto mítico de José Antonio Labordeta en el Colegio Mayor Lasalle, en la calle San Juan de la Cruz, hoy residencia de ancianos. Era el año 1976 cuando desde todos los ámbitos se exigía libertad y amnistía para los presos políticos. Los grises rodeaban el Colegio. Cuando Labordeta entonó su Canto a la Libertad, con el público cantando emocionado, los grises entraron son la violencia que les caracterizaba y desalojaron el recinto. Sucedió dos años después de que los portugueses habían conseguido una democracia ejemplar, cuando un grupo de capitanes lideró el golpe contra la dictadura. Aquí, los militares intentaban que el franquismo, una vez Franco murió, se hiciera eterno.

20181229 101928

El tren inmenso siguió su camino hasta llegar a Medina del Campo, donde la mitad de los vagones se bifurcaron hacia Hendaya y los restantes continuaron hasta la estación de Chamatín en Madrid. El tren llegó puntual: 8:40.